business

PRODUCTS

public

COVERAGE

attach_money

PRICES

pie_chart

SEGMENTS

post_add

BLOG

more_horiz

MORE

El reto del suministro de energía en los parques industriales de Tijuana

October 8, 2021 | #DatozByDatoz

Por: Joanna Lara, market analyst en Datoz

 

Uno de los temas de mayor relevancia dentro del sector industrial es el que atañe al suministro y desabasto de energía eléctrica, que durante más de cinco años ha sido una constante en el mercado inmobiliario de Tijuana y se ha ido agravando conforme avanza el tiempo.

 

En Tijuana algunos proyectos industriales están detenidos por falta de suministro eléctrico por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); además, de otros proyectos que ya están en operación padecen por un abasto insuficiente.

 

De acuerdo con la Canacintra Tijuana, en Baja California existe un déficit de energía de aproximadamente 500 megawatts, esto porque la entidad no está conectada a la red nacional de electricidad, lo que afecta principalmente a las ciudades de Tijuana y Mexicali, esta última consume aproximadamente el 60% de energía en la entidad.

 

Tal situación sigue generando incertidumbre en los desarrolladores inmobiliarios, empresarios y organizaciones involucradas en el sector industrial de la región.

 

Actualmente los desarrolladores industriales deben hacer uso de subestaciones de potencia para poder abastecer de energía a las compañías que instalan sus procesos productivos en Tijuana, ya que para propietarios e inquilinos lo más importante es tener asegurada la capacidad eléctrica. Por tanto, desarrolladores y parques que cuenten con derechos existentes de KVA e infraestructura necesaria lideraran este mercado.

 

Elizabeth Zamora, directora comercial de FINSA, comentó que no hay obras programadas por parte del Gobierno para solucionar la escasez de energía en la región. Los proyectos que están programados a corto y mediano plazo son privados (subestaciones de alta tensión construidas con inversión de particulares). No hay derechos de KVA en media tensión en las principales zonas industriales, lo cual está afectando directamente en la inversión de nuevos proyectos y expansión de desarrollos existentes.

 

Algunas empresas en Tijuana importan energía o la adquieren mediante generadores privados, sin embargo, este tipo de actividad ya no será redituable, debido al incremento en las tarifas de porteo, que son los derechos que pagan compañías por utilizar las líneas de transmisión de CFE .

 

Actualmente, CFE no cuenta con la capacidad de transformación y/o transmisión en varios sectores de la ciudad, esto aumenta los costos de electricidad.  Por ejemplo, los derechos de KVA que anteriormente se adquirían en precios de entre $105.00 y $110.00 USD por KVA, actualmente, se venden a un valor de mercado que supera los $300.00 USD, debido a las grandes inversiones que requiere la CFE para otorgar energía eléctrica, ya que tienen que instalar sub-estaciones reductoras, sub-estaciones interruptoras, torres de transmisión, entre otros, explicó Rafael Garcia, managing director en Cushman & Wakefield Tijuana.

 

Instalar una sub-estación en un parque industrial nuevo o existente requiere inversiones adicionales sustanciales para el reforzamiento de lineas de transmisión, lo que llevará a los desarrolladores a la necesidad de cobrar o trasladar los KVAs a los inquilinos finales en costos superiores a los $300.00 USD por KVA, aseguró Roberto de la Garza, director general en RIC Energy

 

Roberto de la Garza agregó que este es un problema que no tendrá solución en los siguientes 2-3 años, por el tiempo que toma realizar las inversiones en este sector.

 

David Plata, leasing manager en Artha Capital, comentó que para nuevos desarrollos han optado por buscar terrenos que cuenten con la infraestructura eléctrica necesaria, ya que los tiempos de respuesta por parte de las autoridades han sido lentos cuando el terreno aún no tiene infraestructura; sin embargo, la falta de tierra ha sido otro problema al cual se han enfrentado.

 

La factibilidades de servicios como la electricidad y el agua, los usos de suelo que permiten la transformación y de materiales, y la  ubicación estratégica con accesos a vías primarias y mano de obra son solo algunas de las características claves para iniciar un el proceso de desarrollo y puede tomar entre 12 y 18 meses, como mínimo.

 

Ante esto, los desarrolladores buscan apoyo en la celeridad de trámites ante CENACE y CFE. La demanda de energía del sector manufacturero y la escasez de ésta al final frenan la inversión.

 

Resolver el tema energético es fundamental para aumentar la competitividad del país y continuar acumulando esfuerzos para impulsar la llegada de inversión extranjera. La prioridad para los desarrolladores es garantizar al inversionista que contará con la energía necesaria para cumplir con sus planes operativos y de producción. Pero la gran inversión que requiere el tema eléctrico obstaculiza esta encomienda.

The latest