business

PRODUCTOS

public

COBERTURA

attach_money

PRECIOS

pie_chart

SEGMENTOS

post_add

BLOG

more_horiz

MÁS

Después del COVID-19 habrá cambios en el sector inmobiliario industrial: Prologis

marzo 24, 2020 | Artículo

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha generado riesgos en el crecimiento económico global, lo que también afectará al sector de los bienes inmuebles en el corto plazo; sin embargo, la estructura del mercado inmobiliario industrial logístico tiene una gran capacidad de recuperación, aunque ésta traerá una serie de cambios, estimó Prologis.

 

El desarrollador inmobiliario consideró que el COVID-19 se ha convertido en un catalizador para el comercio electrónico, la industria 4.0 y los niveles de inventario, lo que generará mayor demanda de bienes inmuebles logísticos.

 

Es decir, los usuarios de logística de bienes raíces prevén que después de la escasez haya un aumento de reabastecimiento posterior. Históricamente, este tipo de volatilidad se ha correlacionado con una mayor demanda de bienes inmuebles logísticos.

 

“El sentimiento hacia el sector debería seguir siendo positivo, aunque los efectos (del COVID-19) en el corto plazo podrían afectar las decisiones de inversión”, aseguró en el documento Prologis Research Special Report: COVID-19 and Implications for Logistics Real Estate.

 

Prologis observó tres áreas específicas de cambio, que se traducirán en mayores niveles de demanda después de este período actual de incertidumbre:

 

1. Aumento de los niveles de inventario. Las cadenas de suministro minimizan los inventarios para distribuir bienes a bajo costo. Son susceptibles a la volatilidad, lo que conduce a la pérdida de ventas e ingresos. Anteriormente, desastres naturales o paros laborales en los puertos han llevado a cambios importantes en las prácticas de inventario. A raíz de COVID-19, es probable que los clientes reevalúen los volúmenes de inventario ideales y los planes de continuidad comercial, lo que podría significar una mayor demanda.

 

2. Crecimiento del comercio electrónico. En 2019, las compras en línea crecieron 16.7% a nivel mundial. El COVID-19 puede aumentar la velocidad de adopción y la cantidad de consumidores que compran por internet. Dada su propuesta de valor, especialmente en los mercados más afectados, el comercio electrónico puede tener una importancia aún mayor en el funcionamiento básico de la vida cotidiana y con ello requeriría más edificios industriales de distribución.

 

3. Diversificación de ubicaciones manufactureras. El COVID-19 puede acelerar otra tendencia estructural: impulsar la manufactura en nuevas ubicaciones. Con la ayuda de las tendencias de la industria 4.0 que aumentan la productividad, los fabricantes han ido evolucionando sus estrategias de la cadena de suministro global, enfatizando cada vez más las ubicaciones cercanas a las adyacentes, tal es el caso de México y su cercanía con Estados Unidos.

Lo más reciente