business

PRODUCTOS

public

COBERTURA

attach_money

PRECIOS

pie_chart

SEGMENTOS

post_add

BLOG

more_horiz

MÁS

El Gran Bajío, la alianza de gobiernos locales y empresarios para captación de inversión extranjera

abril 7, 2022 | #EnVozDelExperto

Por: Monserrat Magaña Ocaña, Directora General de Atracción de Inversiones y Comercio Exterior de Aguascalientes.

 

Muchas veces los mexicanos no somos conscientes de la relevancia económica que tiene México en el mundo, una de las 20 más fuertes a nivel global. Menos aún dimensionamos el impacto que juegan las diferentes regiones del país como en este caso el Bajío. Esta región que forma parte la Alianza Centro Bajío Occidente está conformada por 5 estados: Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, cuenta con más de 22 millones de personas, tiene un crecimiento del PIB superior a la media nacional, alberga mas de 4,000 empresas internacionales y estratégicamente tiene más de 100 centros de investigación y 200 universidades.

 

Gracias a esto, el Bajío se ha posicionado como un hub de innovación, desarrollo y manufactura de las principales industrias del mundo como la industria aeroespacial, automotriz, tecnologías de la información, componentes electrónicos, farmacéutica, logística y agroindustria. Si tomáramos a esta región como un país tendría una población mayor a la de países como Rumania, Chile y Holanda. De igual manera, si la región fuera un país tendría una economía similar a la de Portugal, Nueva Zelanda y Ecuador. Es por esto y más que la región se ha posicionado en México como el destino principal para las inversiones extranjeras en las últimas décadas, con empresas de 80 diferentes países, factor que sin duda ha fungido como un motor clave para el desarrollo y crecimiento de la región.

 

La alianza nace de la necesidad por una postura más proactiva y agresiva para la atracción de inversión extranjera directa. La meta es convertirnos en la región más competitiva y exitosa de toda Latinoamérica. Es claro que somos más fuertes juntos, y si presentamos a la región con todas sus bondades ante el mundo, especialmente por la diversidad y fortaleza en sus economías, así como  el talento laboral, y la infraestructura educativa y de servicios; se logrará amplificar las capacidades y ventajas con las que cuentan cada estado miembro de la Alianza en lo individual. Es claro también que, la inversión extranjera directa es prioridad para el desarrollo de esta región que ha sumado a la transformación de Norte América. Dentro de la Alianza existen también objetivos sobre sustentabilidad, educación, movilidad y seguridad, entre otros.

 

 El Bajío tiene también grandes retos, que de no ser atendidos podrían revertir el rumbo que esta región ha logrado. El primero, el avance de la sustentabilidad en la industria y la disponibilidad de energía limpia a precios competitivos. Otro recurso fundamental es el agua y la generación de infraestructura que nos permita reducir el estrés hídrico que actualmente tiene la región. Hay una gran necesidad de encontrar soluciones innovadoras.

 

En segundo lugar, la correcta administración del talento y que esté cada vez más capacitado y con mejores prestaciones para incorporar al mayor porcentaje posible de la población económicamente activa a la formalidad.

 

Tercero, la seguridad, punto principal que sin lugar a dudas, garantizará aumentar la confianza de inversionistas extranjeros y reducir el riesgo país.

 

Cuarto, buscar la regionalización de las cadenas de valor incorporando a las empresas locales, factor que permitirá que la riqueza generada por las inversiones tenga un mayor impacto en la sociedad. Sin embargo, es un reto grande que demanda la institucionalización y perpetuidad de las PYMES mexicanas.

 

Quinto, planear y desarrollar un crecimiento de las ciudades de manera estratégica evitando así todos los problemas que una urbe latina mal planeada puede tener como tráfico, desigualdad, inseguridad, falta de servicios, entre otros.

 

Finalmente, creo firmemente en el potencial que tiene esta región para seguir impulsando la economía del país y lo más importante buscando siempre incrementar la calidad de vida de sus ciudadanos. Las últimas décadas han sido determinantes para la definición del Bajío que conocemos hoy y estoy segura que los tiempos que estamos viviendo ahora serán aún más relevantes para el posicionamiento de nuestra región como la más importante y competitiva de Latinoamérica y, por qué no, del mundo.

 

Monserrat Magaña es

 

Políglota, con dos licenciaturas, en Finanzas y Negocios Internacionales, con una doble titulación de la Universidad de Estrasburgo en Gestión Europea. Con una amplia experiencia en gobiernos locales, empresas y organismos internacionales, se especializa en atracción de inversiones, desarrollo económico, mujeres en políticas públicas y gestión de proyectos, siendo la primera mujer y la más joven en llegar a ser Directora de Atracción de Inversiones de Aguascalientes. Le encanta aprender, los idiomas, los viajes y las experiencias interculturales.

Lo más reciente