business

PRODUCTOS

public

COBERTURA

attach_money

PRECIOS

pie_chart

SEGMENTOS

post_add

BLOG

more_horiz

MÁS

Edificios de oficinas clase B ideales para reconversión; clase A, inviables

noviembre 4, 2021 | Artículo

La pandemia de COVID-19 ha sido un parteaguas para las diferentes actividades económicas, por lo que el sector inmobiliario también ha modificado sus procesos a partir de esta emergencia sanitaria, particularmente el segmento de oficinas. A casi dos años del inicio de la pandemia ha comenzado la recuperación de los diferentes segmentos tradicionales del real estate: industrial, comercial, habitacional y hotelero; pero a las oficinas le está tomando más tiempo por diferentes factores.

 

En este contexto, se han planteado diversas estrategias para el reposicionamiento de los edificios corporativos, una de ellas es la reconversión en otros usos, como el habitacional. Durante el webinar Reposicionamiento de edificios: retos y oportunidades, que organizó GAYA y en el que participó Fibra MTY, Gensler y Datoz, los expertos coincidieron en que los edificios clase B son los ideales para posibles reconversiones.

 

Sergio Mireles, director general de Datoz, refirió que aun cuando la disponibilidad de los principales mercados de oficinas del país es muy alta y queden años de disponibilidad, los ganadores de este segmento serán los edificios clase A y A+ con ubicaciones estratégicas; mientras que los edificios clase B quedarán rezagados y tendrán mayores desocupaciones.

 

“La disponibilidad es el mercado clase B y son los ideales para reconversión. Por eso se deben considerar maneras creativas de reconvertir estos espacios”, puntualizó.

 

Javier Llaca, Chief Operating and Investment Officer de Fibra Monterrey, señaló que la reconversión de un edificio clase A resulta inviable, tanto para venta como para renta. Además, por su uso y ubicación, no todos los edificios de oficinas pueden reconvertirse, son muy pocos los edificios susceptibles a este tipo de reposicionamiento.

 

“Un edificio viejo, con plantas pequeñas, que sigue teniendo una buena estructura, vale la pena hacer una reconversión, pero hay que tomar mucho en cuenta la sustentabilidad, sociales, urbanísticos y de entorno”, refirió.

 

En este sentido, Eduardo Ramos, co-director general de Gensler México, apuntó que el 40% de las emisiones provienen de los edificios, especialmente, de los viejos, por lo que el reposicionamiento es una oportunidad para el gremio, a fin de ser más sustentables mediante un segundo o tercer ciclo de vida de los edificios.

 

Además, explicó que el reposicionamiento puede ir desde la remodelación de una o más áreas hasta la reconversión completa. Esto puede suceder en una fase, de manera progresiva o múltiples fases. Puede seguir con el mismo uso o darle uno nuevo.

 

Pero adelantó que las grandes empresas ven que a futuro van a regresar a la oficina y las actividades de colaboración hibrida requiere mayor espacio, por lo que las oficinas retomarán su recuperación.

 

Fernando Gutiérrez, director general de GAYA, señaló que la oficina no desaparecerá, pero cambiará, ya que la forma en la que trabajamos, compramos y demás ha cambiado, por lo que los edificios se han visto afectados por estos cambios.

 

“No van a dejar de existir las oficinas, pero, sin duda, pasará algo con el sobre inventario que estamos teniendo. El tema central es cómo se decide: el gobierno, el uso de suelos y sociedad. Esa mezcla de los tres está produciendo diferentes proyectos”, dijo.

Lo más reciente